AVO
Pesaje óptimo de las especias

Vehículos con guiado automático conectan los silos de especias de AVO

«Gusto y tecnología» es el secreto del éxito de AVO, el especialista en especias. El deseo de innovación y renovación hizo que AVO optimizase sus procesos intralogísticos apoyándose en la tecnología adecuada.

Automatización y optimización

Había tres motivos fundamentales por los que se debían utilizar sistemas de vehículos con guiado automático (AGVs) en las fábricas de AVO para el transporte a la zona de pesaje de especias. En primer lugar, para conseguir la máxima exactitud en las mezclas de especias. En segundo lugar, para poder tener una trazabilidad absoluta de las recetas, y en tercer lugar, para descargar de trabajo al personal, que así no tenía que hacer tareas repetitivas continuamente. Además, existía la necesidad de procesar lotes de tamaños menores con los componentes más variados, evitando cualquier tipo de contaminación.

Goran Milosevic
Director de la fábrica AVO-Werke

«Nos ha entusiasmado la facilidad con que los usuarios han adquirido los conocimientos necesarios y la rapidez con la que se han identificado con los equipos.»

Vehículos con guiado automático

El sistema de vehículos con guiado automático controlados por láser ha asumido el control del transporte del área de pesaje de especias en AVO, el fabricante de especias, durante años. Su tarea consiste en colocar los recipientes bajo los sistemas de embotellado y dosificación con la máxima precisión.

La ventaja de los sistemas de vehículos con guiado automático radica en la navegación por láser, que garantiza unos recorridos optimizados, además de limitar prácticamente los daños por transporte. Con una disponibilidad del 98 % ofrecen una gran fiabilidad, costes de personal mínimos y procedimientos estandarizados.

Otro beneficio adicional es que los AGVs se pueden integrar fácilmente en cualquier infraestructura existente, eliminando la necesidad de tiempos de procesado y espera. Otro efecto positivo es que gracias al Warehouse Navigation, no hay necesidad de marcar físicamente el suelo con líneas, por lo que la disposición de la zona de los AGVs se puede rediseñar fácilmente en cualquier momento, por ejemplo, para adaptarla a cualquier cambio del sistema de producción.

En los centros de AVO escogimos la carretilla recogepedidos vertical EKS 210 como vehículo básico para el sistema de vehículos con guiado automático. Los factores clave para esta decisión fueron su capacidad de carga de 1000 kg, su velocidad de desplazamiento de 9 km/h y su excelente maniobrabilidad, que es indispensable cuando se pesan especias en espacios restringidos.

Flexibilidad y autonomía

Goran Milosevic, Jefe de producción de las plantas de AVO, también explica: «Antes casi siempre trasladábamos las materias primas a mano. Cuando nos planteamos un proceso de automatización, la decisión por un sistema de transporte sin conductor fue una opción correcta.» La diferencia esencial es que con la automatización, en lugar de trabajar solo con cuatro materias primas, ahora AVO-Werke puede dosificar, pesar y envasar cuarenta especias automáticamente.

Por este motivo Goran Milosevic está absolutamente satisfecho con los AGVs y añade: «Volvería a escoger este sistema sin ninguna duda. Fue fantástico ver con qué rapidez y facilidad nuestros operarios adquirían las habilidades necesarias y lo rápidamente que se identificaban con las máquinas. Incluso hemos recibido visitas de clientes interesados en una solución AGV, para ver cómo funcionaban los AGVs de Jungheinrich.»



¿Tiene preguntas?