Stage Keller&Kalmbach
Capacidad doblada, eficiencia incrementada

Ampliación del almacén central de Keller & Kalmbach

Keller & Kalmbach es uno de los proveedores líderes de servicio de gestión de tornillería. En 2016, con unos 800 empleados, la empresa generó unas ventas anuales de 270 millones de euros, lo que es casi el doble de la facturación del 2009, cuando se completó la primera fase de construcción.

Alto grado de complejidad en la planificación y el montaje

La foco de la empresa en la gestión de tornillería para clientes industriales es una tarea intralogística particularmente exigente. El objetivo final es que los clientes reciban los pedidos de sus mercancías en el momento oportuno, en el lugar adecuado y en la cantidad precisa. Para realizar esta tarea se necesitaba un nuevo centro de distribución moderno.

Durante la primera fase de construcción nos concentramos en una estrategia de preparación de pedidos nueva y considerablemente más racional. También fijamos nuestra atención en el diseño ergonómico de los puestos de trabajo de picking y en la eficiencia de los procesos.

Desde la primera fase de la construcción ya obtuvimos un éxito considerable desempeñando un papel fundamental en el crecimiento continuo de la empresa. Cuando solo habían transcurrido cinco años fue necesario ampliar las áreas de almacenamiento, de nuevo sin interrumpir el funcionamiento. A este fin ampliamos el almacén de palets automático, el almacén de piezas pequeñas y la tecnología de transporte. Para la preparación de pedidos se construyó una nave independiente, con estaciones de trabajo «mercancía a persona» y un robot de paletización. Como contratista general nos responsabilizamos de la planificación, la configuración del proyecto y la implementación de toda la intralogística.

Dr. Ingomar Schubert
Jefe de Supply Chain Management

«La puesta en marcha paso a paso no estaba en el plan original. Pero eso nos permite utilizar la zona del almacén incluso antes de terminar la puesta en marcha»

Nuevo almacén central de aplicación flexible

Durante la primera fase de la construcción dividimos el almacén central en cuatro zonas cuya disposición permitía ampliarlas fácilmente. Utilizamos nuestro WMS para controlar estas zonas y los complejos procesos de preparación de pedidos. Con la correspondiente tecnología de transporte basado en el principio de «mercancía a persona» se consigue un elevado grado de flexibilidad.

Durante la segunda fase de construcción ampliamos el almacén de gran altura en un total de cinco pasillos y, a principios de 2016, el almacén automático de piezas pequeñas se amplió con otros seis pasillos más. Al mismo tiempo, se amplió la capacidad total de manipulación de materiales, lo que permitió doblar la productividad del picking. El software calcula el patrón de recorridos para el robot de paletización y ordena al WMS la secuencia en la que se han de recoger los contenedores para la preparación de los pedidos. El robot de paletización garantiza una preparación de pedidos flexible y es capaz de gestionar incluso grandes pedidos sin ningún problema.

Proceso fluido

«La puesta en marcha paso a paso no estaba en el plan original. Pero eso nos permitió utilizar la zona del almacén incluso antes de terminar la puesta en marcha. Nos impresionó la colaboración de Jungheinrich durante todo el periodo, basada en la confianza. Todo se mantuvo dentro de la planificación inicial e incluso algo por debajo del presupuesto original. Estaremos encantados de realizar cualquier expansión futura junto con Jungheinrich», anunció el Dr. Ingomar Schubert, Jefe de Gestión de la cadena de suministros de Keller & Kalmbach.

¿Tiene preguntas?