Comercio electrónico
Automatización eficiente de los procesos de envío

El sistema de vehículos con guiado automático garantiza una mayor eficiencia en los envíos

Automatizamos el transporte y aumentamos la fiabilidad del proceso de un pionero americano del comercio electrónico.

Un pionero americano en el comercio electrónico nos encargó la tarea de automatizar el transporte de palets desde su zona de preparación de pedidos hasta el centro de empaquetado, por un recorrido de 500 m. El objetivo era descargar a los empleados de aquel transporte, hasta entonces operado a mano.

La empresa norteamericana gestiona nueve centros logísticos en Alemania, que en algunos casos permiten entregas en solo dos horas tras el pedido. Por eso un tiempo de implementación corto y una buena fiabilidad eran un requisito básico para la automatización del sistema.

Reducción de los recorridos de transporte de los empleados 

Se trataba de descargar en todo lo posible a los empleados de las tareas específicas de transporte, como el desplazamiento de pedidos de mercancías ya realizados para su envío. El retorno de los palets vacíos a los puntos de empaquetado también se tenía que automatizar y organizar.

Julius Hartje
Senior Operations Manager

«Nuestros empleados han aprendido a manejar el sistema y observan la armonía adquirida por los procesos y la descarga que el AGV supone para ellos.»

Los procesos automatizados reducen la carga de trabajo

Jungheinrich resolvió este problema con un sistema de vehículos con guiado automático (AGVs) que opera junto con vehículos manuales.

Los AGVs de Jungheinrich son cinco ERC 215a con guiado automático, para cargas de hasta 1,5 t. El sistema de navegación por láser permite una aproximación exacta y un funcionamiento automático de las estaciones de recepción y de preparación.

Todos los vehículos van dotados de escáneres y sensores de protección personal.

Instalación con conectividad informática

El programa Jungheinrich Logistics Interface permite manejar los vehículos con guiado automático desde una tablet. Las órdenes de trabajo se introducen a través de un diálogo intuitivo. El siguiente AGV recibe y procesa la orden en una secuencia totalmente automatizada.

Para comunicarse con las ERC 215 a se utilizó la estructura WLAN existente. 

La inversión de nuestro cliente en el nuevo centro logístico automatizado se amortizó en menos de un año, a la vez que se redujeron significativamente los recorridos y cargas de trabajo de los empleados.

En resumen, el sistema automatizado es una inversión que siempre se amortiza.

¿Tiene preguntas?